Ante la convocatoria de la plataforma “La España en Marcha” en la Plaza de Lavapies el 8 de Marzo

Cada año miles de personas se ven obligadas a emigrar de sus lugares de origen empujados por la miseria a las que les somete el estado y el capitalismo. Atrás, los/as trabajadores/as dejamos a nuestros/as compañeros/as, familiares, amigos/as para acudir a otro lugar a ser exprimidos y desechados por un montón de empresarios y políticos que parasitan de nuestro sudor y nuestra sangre. Da igual nuestra procedencia, da igual que seamos Españoles, Guineanos, Italianos, Peruanos, Chinos etc.; tanto nuestros antepasados como muchos de nosotros/as nos volvemos a ver obligados a tener que partir hacia otros países con una mayor prosperidad económica para encontrar un futuro digno para nosotros/as y nuestras familias.

Los empresarios, a la hora de contratar a estos/as trabajadores/as, se aprovechan de ellos/as como mano de obra barata. Los estados los criminalizan y los usan como chivos expiatorios para enfrentarnos entre todos con algunas acusaciones tan absurdas como relacionar la inmigración directamente con la delincuencia, o como los recursos sociales se destinan hacia ellos etc.. Además, con estos argumentos aprovechan para restringir cada vez más los derechos y las libertades civiles, aumentan la represión, y no tienen ningún pudor en realizar montajes políticos para seguir reafirmándose una y otra vez en esta estrategia, como el famoso montaje que realizo EEUU contra los anarquistas Sacco y Vanzetti por el hecho de ser inmigrantes italianos y anarquistas. Tampoco tienen ninguna vergüenza en realizar controles racistas, secuestrar personas, hacinarlos en cárceles solo para inmigrantes (CIE`s) y deportarlos, así como disparar a bocajarro en Ceuta y Melilla, al más puro estilo nazi.

Los fascistas usan el pretexto de la inmigración para hacerse publicidad y legitimar la represión y la violencia institucional, así como para lanzar mensajes interclasistas que enfrente a la clase trabajadora mientras la patronal continua flexibilizando el mercado de trabajo y recortando derechos.

Lavapies es un barrio multicultural donde conviven personas de distintas procedencias y culturas. Es flor de multitud de movimientos obreros, autónomos, sociales y políticos. Hartos estamos de sufrir la violencia institucional constante por parte de la patronal del barrio, para imponer la gentifricación, así como del estado a través de la policía, haciendo redadas, expulsando a las personas de sus viviendas o reprimiendo constantemente a quien lucha.

Ahora una plataforma de ultraderecha quiere ganar popularidad convocando una concentración con un mensaje totalmente de odio racial en pleno centro de Lavapies, para ganar un puñado de votos en las Elecciones Europeas además de imponer el miedo en el barrio y provocar otra oleada de represión contra los movimientos políticos y sociales que día a día trabajan en el barrio.

No se lo permitamos, señalemos a quienes nos dividen y parasitan de nuestro sudor, y mantienen a los/as trabajadores/as en la más absoluta miseria. Luchemos todos/as juntos/as contra la xenofobia y la explotación.

CONTRA LA VIOLENCIA DEL CAPITAL, EL ESTADO Y SUS INSTITUCIONES

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s